lunes, 16 de agosto de 2010

Derecho al matrimonio: Constitucional

México, D.F. a 16 de agosto de 2010

En septiembre de 2009 comenzamos a impulsar desde Sociedad Civil y en coordinación con el Dip. David Razú Aznar, la reforma al Código Civil del Distrito Federal para homologar el derecho al matrimonio entre dos personas. Desde este espacio plural, respetuoso e incluyente hicimos los llamados a sumar esfuerzos en pro de derechos en igualdad y equidad, teniendo como resultado, una gran suma de organizaciones, activistas y ciudadanía en general impulsando dicha reforma desde Sociedad Unida por el Derecho al Matrimonio entre Personas del mismo sexo.

Este día es histórico, ya que a pesar de los intentos de continuar negando derechos por parte de grupos conservadores y frente a la acción de inconstitucionalidad promovida por la Procuraduría General de la República, la discusión y resolución tomada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con la brillante ponencia del Ministro Sergio E. Valls Hernández, sirvió para confirmar la solidez jurídica aprobada desde la Asamblea Legislativa del Distrito Federal e implementada por el Gobierno del Distrito Federal.

Sabemos que los argumentos expuestos servirán de referente para continuar avanzando por el reconocimiento de derechos en toda la República Mexicana, teniendo claro que no existe un modelo único de familia y que el artículo 1º Constitucional, exige la homologación de derechos para avanzar por la no discriminación. El esfuerzo de coordinación social es el motor que puede generar el avance de legislaciones que reconozcan nuestras necesidades en materia de derechos, teniendo claro que la realidad de las familias lésbicas y homosexuales particularmente, son la mismas en todo México, así que habrá que continuar impulsando la participación social, colectiva, plural, respetuosa e incluyente traducida en el ejercicio de nuestra ciudadanía plena.

Queremos agradecer a todas y cada una de la organizaciones, activistas, intelectuales, comunicadores, funcionarias(os), asambleístas y ciudadanía en general, que se sumó a este esfuerzo, quienes contribuyeron desde sus trincheras y particularmente a las y los Ministros de la SCJN, quienes con sus argumentos sentaron un precedente para avanzar por la igualdad, la equidad, la no discriminación y la dignidad de todas las personas, sin distingo. Este es un triunfo para la democracia y para la sociedad en conjunto.

Entendiendo que lo que promovimos fue la homologación y no una figura de excepciones y que las realidades de nuestras familias y en lo individual pasan por una absoluta pluralidad de prioridades, reiteramos que no hay un derecho por encima de otro, por ello, el derecho a decidir, a la libertad y a la felicidad es el gran triunfo que ha quedado garantizado y por el cual habrá que seguir sumando esfuerzos desde la pluralidad de sociedad civil.

Falta aún que sea garantizado el derecho a compartir la seguridad social, entendiendo que la ley es aplicable inmediatamente, toda vez que sea interpretada en clave de no discriminación, independientemente de las reformas que se hagan a la ley y que hemos impulsado en Cámara de Diputados desde 2007.

Las luchas que se pierden son las que no se pelean y este triunfo nos convoca a continuar sumando esfuerzos no en un caso, sino en una causa. Muchas gracias por haber sido parte de este momento histórico.

Sororariamente

Sociedad Unida por el Derecho al Matrimonio
entre personas del mismo sexo
www.sociedadunida.org
derecho.al.matrimonio.df@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada